fbpx

Apocalypse Now: Final Cut

Cuarenta años después del estreno de una de las películas de guerra más impresionantes de todos los tiempos, llega una tercera versión con una exquisita restauración en 4K

Director/Actor: Francis Ford Coppola Martin Sheen, Robert Duvall, Laurence Fishburne, Dennis Hopper, Marlon Brando, Sam Bottoms, Frederic Forrest, Albert Hall

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
El clásico de 1979 sobre la guerra de Vietnam ya tiene una tercera versión. Pero la versión redux del 2001, sigue siendo la definitiva.

Cortesía de Babilla Cine

Con motivo de la celebración de los cuarenta años del estreno de una de las mejores películas de guerra de todos los tiempos, llega a las salas la tercera versión de Apocalypse Now, el clásico de Francis Ford Coppola, con el subtítulo de Final Cut (el “corte final”).

En el 2001, Coppola estrenó una versión conocida como Apocalypse Now Redux, en la cual se restauraron cuarenta y nueve minutos eliminados de la versión original (por lo tanto, la versión de 1979 de 153 minutos de duración, quedó convertida en un épico de 202 minutos). Para su Final Cut, el director le quita veinte minutos a la versión Redux, quedando así una versión (supuestamente la definitiva), de 182 minutos. 

Para quienes no hayan visto ninguna de las versiones anteriores, aquí va un resumen de la historia: En la guerra de Vietnam, el capitán Willard (Martin Sheen) recibe la orden de localizar y “eliminar con máximo perjuicio” al coronel Kurtz (Marlon Brando), un oficial renegado, quien ha perdido la razón. 

Basada libremente en la novela Heart of Darkness de Joseph Conrad, publicada en 1902, y en La Odisea de Homero, Apocalypse Now fue la idea del guionista John Milius y de George Lucas, ambos amigos y colegas del director de El padrino. Su filmación es material de leyenda (intentos de suicidio, ataques cardíacos, problemas de ego, graves problemas financieros, abuso de alcohol y sustancias psicoactivas) y a Coppola le tomó más de tres años darle coherencia y cohesión el material fotografiado por el gran Vittorio Storaro y editado de manera magistral por el fallecido Richard Marks, Walter Murch (quien también fue el encargado del diseño sonoro), Gerald B. Greenberg y Lisa Fruchtman. 

Sin embargo, del caos que significó la realización de esta película (registrado en el magnífico documental de 1991 Heart Of Darkness: A Filmmaker’s Apocalypse), resultó una obra maestra sobre la locura de la guerra. Muchas de sus escenas ya forman parte de la cultura popular: el baile desquiciado de Martin Sheen ante la canción The End de The Doors; Robert Duvall y sus inolvidables 11 minutos de participación como el coronel Kilgore, un hombre con una ficción enfermiza por el surf y el napalm (“Me gusta el olor del napalm por la mañana”); el desfile de helicópteros acompañado de La cabalgata de las Valkirias de Wagner; el delirante periodista gráfico que recibe a Willard y a sus compañeros interpretado por Dennis Hopper; y el aún más delirante Brando en una atmósfera claroscura, filosofando sobre la maldad inherente al ser humano. 

De la versión Redux todavía queda esa fantástica secuencia en la plantación de caucho francesa, inserta en medio del infierno de Vietnam, en donde Willard y los soldados a su cargo (interpretados por el fallecido Sam Bottoms, Frederic Forrest, Albert Hall y un Laurence Fishburne de catorce años de edad), se encuentran con la familia Marais, liderada por el patriarca desquiciado y fanático de Baudelaire, Hubert de Marais (Christian Marquand). También quedan intactas las escenas del robo de Willard y sus hombres de la tabla de surf de Kilgore y el baile de las conejitas de Playboy en medio del caos y la destrucción.  Para esta versión, Coppola decide quitar algunas escenas, pero la verdad sea dicha, pese a la exquisita restauración en 4K a partir de los negativos originales, la versión Redux sigue siendo la mejor, la más completa y la más coherente de las tres.

Tráiler: