fbpx

La Momia

Tom Cruise, Sofia Boutella y millones de efectos gráficos no logran salvar este épico caos

Director/Actor: Alex Kurtzman

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
La momia puede ser el primer remake de Dark Universe, pero es la última película que querrás ver este verano. Peter Travers reseña un fracaso monstruoso.

Universal Pictures

Reseña de La momia: El estreno de Dark Universe es un fracaso monstruoso

¿Qué tan mala es La momia? Les voy a contar un poco. A pesar de todos los efectos especiales y la desesperación digital, este refrito es lanzado hacia la pantalla como un golpe seco. Tom Cruise debió interpretar a la Momia, así su cara estaría tras las vendas y sus fans no tendrían que verlo sudar tratando de dar vida a este cadáver.

En un cambio de género, el papel original creado por Boris Karloff en 1932 es interpretado por la actriz argelina Sofia Boutella, de Kingsman: servicio secreto. Ella actúa como Ahmanet, una malvada princesa egipcia que asesinó a su padre un par de milenios atrás, ella además quería convertirse en faraona en lugar de su hermano menor, su ambición le costó ser enterrada viva por miles de años en Mesopotamia. Cruise interpreta a Nick Morton, un estafador dedicado a las antigüedades, que desentierra a esta “uva pasa de 3,000 años de edad”, la entidad maligna se interesa en el cuerpo de nuestro héroe, querrá usarlo para alojar en él a Set, el Dios de la Muerte.

¿Siguen aquí? El director Alex Kurtzman, quien como escritor se ha encargado de todo tipo de trabajos, desde capítulos de Alias, hasta películas de Transformers, no logra dar sentido al guión escrito por varios desvergonzados libretistas que hicieron un trabajo lamentable. Nick, su novia Jenny Halsey (Annabelle Wallis de Peaky Blinders) y su gracioso mejor amigo Chris Vail (Jake Johnson de New Girl) resultan peleando contra Ahmanet y sus demonios en un Londres contemporáneo. ¿Cómo ganar una pelea a algo que no está vivo ni muerto? Ese es el dilema.

Russell Crowe aparece sin ninguna razón, luce ahogado por la basura que está vendiendo, se muestra como el malévolo Dr. Jekyll y su diabólico alter ego Mr. Hyde, con la excusa de abrir el escenario para la llegada de otro monstruo al Dark Universe. Sí, leyeron bien. Ya están preparando el remake de Dr. Jekyll y el señor Hyde, El hombre invisible con Johnny Depp y La novia de Frankenstein, protagonizado por Javier Bardem como el monstruo. Esta primera entrega no ayuda a abrir la puerta del universo de películas basadas en clásicos del terror de Universal. Esto podría convertirse en un fracaso horripilante.