fbpx

Última palabra: Francis Ford Coppola

El director habla de la inteligencia de Brando y de casi ser el creador del smartphone
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Ilustración por Mark Summers

¿Qué es lo mejor y qué es lo peor del éxito?

Yo veo el éxito y el fracaso como las dos caras de una moneda. Se remonta a tiempos antiguos: “Vamos a matar a ese rinoceronte. Bueno, no lo logramos esta vez, pero aprendimos cómo hacerlo, para que la próxima vez no quedemos con hambre”. Los fracasos pueden ser constructivos.

En principio, Apocalypse Now fue vista como un fracaso; ahora es un clásico.

El vanguardismo de ayer es el diseño de hoy. Algunos de los grandes artistas de sus épocas, puede que jamás hayamos escuchado de ellos. Pero los “fracasos” como Van Gogh o Rousseau, que tuvieron que transportar sus pinturas en una carreta, daríamos un ojo por tener esas pinturas.

¿Quiénes son sus héroes?

Marlon Brando. Podía hablar por horas sobre termitas, sobre los antiguos colonos chinos en América o sobre cómo funcionan los radios de ondas cortas. Tiene un deseo enorme por entender las cosas. Y también la gente que trabajó en Bell Labs e hizo posible cada gran avance tecnológico en los último 60 años.

Hablando de eso, usted casi inventó un prototipo inicial del Smartphone.

Era amigo del señor [Akio] Morita en Sony, así que le mostré una cosa que había hecho con madera de balsa, un pequeño computador beta de Inglaterra y una grabadora. Le dije: “Este es el auto del futuro. En este momento, si quieres algo tienes que ir en carro para encontrarlo. Pero en el futuro, solo tendrás que meter la mano en el bolsillo para ordenarlo desde allí”. Así que me envió al departamento de teléfonos de Sony. Casi de inmediato me di cuenta de que todavía estaban en la época de Alexander Graham Bell.

Ha estado haciendo vino desde los 70. ¿Qué es lo que la gente confunde sobre un buen vino?

Que uno no necesita una costosa botella de vino para que acompañe bien una comida. La gente comienza a descubrir que el vino es como la música: entre más conozca de ella, más podrá disfrutarla.

¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?

Fred Astaire me dijo que su mayor arrepentimiento fue renunciar a la licencia del Fred Astaire Dance Studio. Toda su vida lo atormentó el ver su nombre en un montón de estudios de baile que odiaba. Me dijo: “Nunca entregues tu nombre”. Si nuestro nombre está en algo, entonces que sea un vino que personalmente nos guste beber o comida que nos guste comer o lugares donde nos gusta estar. Nuestro nombre es nuestra palabra.

¿Qué está leyendo en este momento?

Un libro llamado Jacques, el fatalista por Denis Diderot. Él produjo la primera enciclopedia, por eso casi lo matan, algunos capítulos estaban llenos de ideas con las que la iglesia no estaba de acuerdo.

Ha estado casado por 56 años. ¿Cuál es su secreto?

Tienen que darse cierto grado de privacidad. Antes, una mujer no tenía permitido tener una vida privada. Eleanor [su esposa] siempre ha tenido sus propios intereses, su propio sentido de quién es. Me encanta pasar un rato con ella en las mañanas porque siempre aprendo algo.

¿Hay alguna película que haya hecho que sea más personal?

Solo estaba tratando de complacerme, así que todas son personales. Me opuse a hacer una secuela de El padrino hasta el punto en que casi no se hace. Los que mandan me dijeron: “¡Usted tiene la fórmula de la Coca-Cola! ¿Por qué no sigue haciendo Coca-Cola?”. Y yo respondí que no era eso, que prefería hacer vino y disfrutar mi vida.