fbpx

Chocoshow, la pasión por el chocolate

El chocolate es sinónimo de felicidad y desahogo para muchos. Resulta difícil conocer a alguien que no se haya dejado seducir por este sabor que le ha dado la vuelta al mundo, y que este año –por segunda vez– será el protagonista en la feria Chocoshow de Corferias
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Manjar de los dioses y de los seres terrenales, el chocolate puede considerarse uno de los misterios que aparecieron para deleitar a la humanidad desde tiempos inmemorables. Y aunque no ha sido fácil precisar su origen y se manejan diversas teorías, todo apunta a que este descubrimiento proviene de los indígenas de Centroamérica que producían cerveza con la pulpa de las vainas de cacao, y con el paso del tiempo aprendieron a utilizar los desechos del proceso, produciendo así lo que se convertiría siglos más tarde en el alimento que todos disfrutamos.

Entre los años de 1995 y 2000, durante unas excavaciones arqueológicas realizada en Honduras se encontraron vestigios de cacao dentro de fragmentos de cerámica que datan de los años 1100 y 800 a. C. Sin embargo, la historia ha volcado su atención en la evolución e importancia que tuvo el chocolate en el Imperio azteca en México, donde le dieron el valor máximo al grano del cacao, llegando a ser no solo una de sus bebidas emblemáticas, sino también su moneda.

Se dice que para las civilizaciones mesoamericanas, el maíz era un alimento para el hombre, mientras que el cacao estaba vinculado a la divinidad, razón por la cual, el emperador Moctezuma tomaba a diario una bebida muy energética, espesa y espumosa a base de cacao, que sus sirvientes le servían en grandes jarrones y que llamaban en aquel entonces tchocolatl.

Para el siglo XVI, durante la colonización, los españoles llevaron el cacao a España junto a la receta para cocinarlo, y este ingrediente fue introducido casi de inmediato en la culinaria local añadiéndole azúcar, con el fin de disminuir su sabor amargo. Mientras la fórmula del chocolate se expandía por toda Europa, las nuevas técnicas de elaboración, creadas en un principio por reposteros españoles, tuvieron un impacto positivo en cuanto a su desarrollo gracias a la maquinaria que trajo la Revolución Industrial; su expansión a nivel mundial no tardó mucho, causando furor a donde fuera que llegara en cada uno de los cinco continentes.

Según un estudio de Syndicat du Chocolat, los 10 países que más kilos de chocolate consumen por persona al año son: Alemania, Bélgica y Suiza con 11, 10,9 y 10,8 kilos respectivamente, seguidos de Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Italia, Japón, España, Rusia y China.

En materia de producción de cacao, y de acuerdo a las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, los países líderes a nivel mundial son Costa de Marfil, Ghana, Indonesia y Nigeria, pero a nivel latinoamericano se destacan Brasil, Ecuador, México, Perú, República Dominicana y Colombia.

Es por esta razón y gracias al trabajo de 52.000 familias cacaocultoras que derivan su sustento de este cultivo, los pequeños artesanos chocolateros y la industria nacional, que durante los últimos años el cacao colombiano se ha posicionado globalmente en cuanto a calidad, finura de sabor y aroma.

Este año llega la segunda edición de Chocoshow del 15 al 17 de noviembre, un evento organizado por Corferias junto a la Federación Nacional de Cacaoteros (FEDECACAO), y cuyo objetivo es generar un escenario de experiencia y conocimiento alrededor de este fruto, del chocolate colombiano, de la industria que se mueve a su alrededor y del subsector cacaotero de nuestro país.

Y por supuesto, también visibilizar y reconocer la labor del cacaocultor colombiano, promover el uso del cacao como materia prima, incentivar el consumo de cocolate como parte de nuestra dieta diaria, mostrar sus diferentes usos alternativos y destacar el papel de las organizaciones que trabajan en pro del desarrollo de todo el potencial que tiene este ámbito.

Durante los días de Chocoshow los asistentes podrán participar de diversas actividades según sus intereses y/o necesidades:

Si lo que buscas es ampliar tus conocimientos sobre el cacao y el chocolate, podrás hacer parte de los talleres chocolateros y las catas de cacao, o vivir también la experiencia en la Ruta del cacao y la exposición de fotografía Nuestras raíces.

Si por otro lado te gusta lo original, podrás visitar la galería de arte, participar de demostraciones y preparaciones con chocolate y descubrir los desfiles de moda.

Y por supuesto, los niños también podrán pasar un gran momento en Chocokids, un espacio enfocado en enseñarles sobre la historia del cacao mientras disfrutan de unos deliciosos chocolates.

En su primera edición el año pasado, Chocoshow tuvo 80 expositores que fueron visitados por más de15.000 asistentes, cifras que corroboran que el chocolate está más vigente que nunca.

Aunque durante siglos el cacao fue un alimento exclusivo, hace ya varias décadas que el chocolate es símbolo de calor de hogar y una de las experiencias sensoriales que nos permite transitar por el pasado entre recuerdos, por el presente degustando en tiempo real sus diferentes gamas de sabores, y por el futuro que siempre tendrá nuevas y mejores preparaciones de esta ofrenda de la naturaleza tan agria como dulce, pero siempre exquisita y valorada.