fbpx

La joya del Caribe que te has estado perdiendo

El Caribe siempre ha despertado la curiosidad y la imaginación de todos aquellos ajenos a sus prístinas aguas, perfectas playas de arena blanca, sol radiante y un ambiente que nos hace pensar en el paraíso perdido. Ese paraíso está más cerca de lo que te imaginas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Barbados es un destino multifacético, no solo por los distintos tipos de acomodación y rangos de precios que ofrece, sino también porque se presta para relajarse y escapar del mundo, así como para tener actividades culturales y deportivas de todo tipo a lo largo del año.

Al ser la última de las Antillas Menores, la más meridional, Barbados tiene un aire de paraíso escondido. Los 432 kilómetros cuadrados de la isla se podrían recorrer en algo más de tres horas para conocer tanto las tranquilas playas de suave arena sobre el tibio mar Caribe, como las playas con oleaje fuerte del este de la isla, sobre el océano Atlántico.

Habitada en sus primeros tiempos por pueblos amerindios como los arawaks y luego por los caribes, la isla fue colonizada por ingleses en 1627. La historia más reciente de Barbados estuvo marcada por el cultivo de caña, tal y como sucedió en casi todo el Caribe. Las plantaciones de este tipo estuvieron vinculadas tanto con la esclavitud de la población africana, como con la mano de obra de migrantes pobres de las islas británicas (escoceses, ingleses e irlandeses) que llegaban en barcos al Nuevo Mundo a través de contratos conocidos como indentured servitude para trabajar hasta pagar su viaje. Como resultado, la población actual es una mezcla mes- tiza con una fuerte presencia afro.

Fotos por Sebasian Isaia
Fotos por Sebasian Isaia

Suena a lugar común decir que la gente es lo mejor de un país, pero en Barbados la frase se cumple a cabalidad. La hospitalidad de todos con quienes te cruzas hace que te sientas bien recibido, y en una atmósfera tan relajada que pronto olvidarás que eres extranjero. Y si por mucho tiempo Barbados fue conocido como la gema del Caribe, su tesoro más moderno y más conocido en el mundo es la superestrella Rihanna, quien nació en la isla y ahora es su embajadora número uno.

Ya sea en unas vacaciones con amigos, con la pareja, la familia o incluso para hacer negocios, este país se amolda a cada quien y ofrece experiencias diversas y a la vez únicas para cada nuevo viajero. Como bien lo sabe Corey Garrett, director del Caribe y América Latina de Barbados Tourism Marketing Inc., esta es una isla que ofrece la auténtica experiencia caribeña. “Barbados te ofrece una mezcla culinaria de comida de todo el mundo, gente amable, seguridad y protección, infraestructura, wifi, Internet, deportes, festivales, cultura, eventos, cualquier cosa, menciona lo que quieras”, dice. “Eso hace de Barbados un destino icónico al que puedes llegar, y como siempre dicen, está ‘siempre activo’, siempre hay algo que hacer aquí y eso es lo que hace que la isla se destaque de entre todas las demás que hay en el Caribe y de la mayoría de destinos en el mundo”.

Tanto la tradición culinaria Bajan (apelativo para los nativos de Barbados), como el ron, que es originario de esta pequeña isla, lo convierten en un destino ideal para el buen paladar. Para Meghan Theobalds, Miss Barbados 2018-2019, la comida es uno de los grandes destacados de su país, “para mí la comida es una parte enorme. A donde sea que vaya, quiero el plato local. No hay nada más barbadense para mí que el fishcake [pastel de pescado]. Me encantan y, de hecho, yo los preparo. Son crujientes por afuera y redondos, así que cuando los abres, si están calientes, sale humo y puedes ver las hierbas y el pescado”.

Fotos por Sebasian Isaia
Fotos por Sebasian Isaia

La música caribeña, como reggae, calipso y soca son sonidos omnipresentes en la isla, que terminan por mezclarse con el pop. Por eso, además de oír con frecuencia las canciones de RiRi, la música de Michael Jackson, por ejemplo, está más vigente que nunca, y suena en perfecta armonía con las sonoridades propias de Barbados.

¿QUÉ DIFERENCIA A BARBADOS DE LAS DEMÁS ISLAS DE LAS ANTILLAS?

Barbados ha estado en la industria del turismo por más de 100 años y quien lo visita puede notarlo. El turismo es la fuente principal de su economía y por eso saben muy bien cómo adaptarse a diferentes tipos de viajeros. De hecho, en 2017 fue escogido como el destino número uno en satisfacción de sus visitantes, según el Índice de Satisfacción de Destinos (DSI). “Lo que hace a Barbados tan diferente de los otros países caribeños es que nos gusta decir que nacimos para el turismo, tenemos un producto que ha existido por más de 100 años”, dice Corey Garrett, encargado del mercadeo de turismo de la isla. Su oferta como destino es muy amplia, son anfitriones de eventos deportivos, así como de parejas en su luna de miel. “Este es un lugar que ha sido desarrollado para acoger a la gente en nuestras costas y en todo sentido. Tenemos marcas de hotelería internacionales, así como diferentes tipos de alojamientos que ofrecen experiencias íntimas barbadenses y tenemos una cultura que es muy acogedora”, explica.

Meghan Theobalds, Miss Barbados 2018, resalta además la música de su tierra y no puede dejar de mencionar a Rihanna, a quien admira como muchos de sus otros compatriotas: “Algo muy barbadense es la misma Rihanna y lo que ella ha podido hacer, aparte de su música… Ella es feminista, quiere equidad para todos, y mostrarle al mundo, que sin importar de dónde venimos, una pequeña isla como Barbados que poca gente conoce, podemos lograr muchas cosas. La pequeña niña de Westbury Road fue capaz de lograr todo eso. Si ves eso, entonces no hay nada que te impida cumplir tus sueños, incluso si eres de Barbados. Eso es lo que amo de mi país: la comida y Rihanna. [Risas]”.

Fotos por Sebasian Isaia
Fotos por Sebasian Isaia

Y es la misma Meghan quien comparte un mensaje con el mundo: Barbados es un país que no te vas a querer perder. “Tenemos el ambiente, la música y la gente es muy amable. Es un lugar que no crees que exista, pero sí existe. Soy lo suficientemente afortunada de poder vivir aquí, pero eso no significa que lo quiero solo para mí. Quiero que todo el mundo vea lo que vivo, que tengan su pedacito de paraíso, y que tengan eso en sus mentes para siempre. ¡Y que coman algunos fishcakes! [Risas]”.