fbpx

Dave Grohl sobre Neil Peart: “Todos aprendimos de él, era incomparable”

Mike Portnoy, el exbaterista de Dream Theater, también elogió a la leyenda de Rush después de su inesperada muerte
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
"Hoy el mundo ha perdido un gigante del rock & roll", le dijo Dave Grohl a ROLLING STONE tras la muerte de Neil Peart.

Dave Grohl, quien indujo a Rush en el Salón de la Fama del Rock & Roll en 2013, le rindió un tributo al baterista Neil Peart después de su muerte el pasado viernes. 

“Hoy el mundo ha perdido a un gigante del rock & roll”, le contó Grohl a ROLLING STONE. “Un gran ejemplo para millones de personas, con un sonido distintivo que inspiró a varias generaciones de músicos (me incluyo) a tomar un par de baquetas y perseguir un sueño. Un hombre amable, cortés y brillante que lideraba las radios y las tornamesas, no solo por su batería sino también por sus bellas palabras. Recuerdo la primera vez que escuché 2112 cuando era joven. Desde ese día, la música fue diferente. Su poder, su precisión y su composición son incomparables. Le decían ‘The Professor’ por una razón: todos aprendimos de él”. 

Como Grolh le contó a la revista en 2013, el trabajo de Peart lo llevó a convertirse en músico. “Escuchar 2112 cambió mi vida. Escuché la batería y quise volverme baterista”, aseguró Grohl. 

El cantante de Foo Fighters y exbaterista de Nirvana también recordó la primera vez que lo conoció en la ceremonia del Salón de la Fama: “Estaba yendo a ensayar y lo conocería por primera vez, y este tipo fue tan influyente para mí como una religión o un héroe. Me dijo: ‘Un gusto conocerte. ¿Quieres un café?’ Y me hizo un café”, confesó Grohl. “Y esa misma noche fuimos a cenar, tomamos un par de copas de vino y yo empecé a llorar porque mi héroe me hizo un café. No lo podía creer”. 

Mike Portnoy, el exbaterista de Dream Theater, también le brindó unas palabras: “Es uno de mis ídolos más grandes. Siempre será mi mentor, mi héroe, mi influencia como baterista en los últimos 40 años”, escribió en sus redes sociales. “Pero, más allá de eso, a lo largo de 15 años se volvió mi amigo. Siempre fue un caballero y un gran anfitrión. Me invitaba a las pruebas de sonido y pasé tiempo con él antes de los shows de Rush”. 

Sin duda, el recuerdo más especial para Portnoy fue cuando vio a Peart por última vez: “Llevé a mi hijo Max a ver a Rush en su gira de despedida. Neil nos invitó a la prueba de sonido, dejó a Max tocar la batería, le dio unas baquetas y un redoblante autografiados. Luego, nos llevó a su camerino y ahí estuvimos toda la noche. El punto es que si eres su invitado, eres de su familia”. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTENIDO RELACIONADO