fbpx

Iconology

Luego de mantener un bajo perfil durante años, la artista hace un estupendo trabajo con un EP muy corto
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Una artista en constante reinvención.
BLANKS DEREK

Missy Elliott

Iconology

Missy Elliott nos recuerda por qué es una de las más grandes de todos los tiempos

Hace 15 años Missy Elliott lanzó su último álbum, y ahora todos deberían arrodillarse ante su regreso. Ella es la clase de genio que puede trabajar de acuerdo con sus propias excentricidades, y todo el mundo le sigue el juego porque no hay otra Missy. No ha existido ni existirá alguien como ella, por eso es el momento perfecto para celebrar a la que tenemos, con cualquier tipo de música que se le ocurra. Iconology es solo un EP de cuatro canciones, pero aún evoca al auténtico Misdemeanor; no revive el pasado, simplemente muestra su esencia en este momento.

Los cánones son extraños; en estos días uno oye a mucha gente que parece creer que en los 70 Joni Mitchell y Led Zeppelin tuvieron problemas para ser elogiados, y ahora oímos gente diciendo lo mismo de Missy Elliott. Por eso cabe señalar que todo el mundo coincidió en que Missy era una genio después de oír Supa Dupa Fly, el mejor álbum de 1997. Especialmente si comenzaban con The Rain, uno de los grandes sencillos debut de todos los tiempos, que anunciaba al dúo de Virginia Beach de Missy y Timbaland como un equipo de ensueño. Fue un momento utópico en el que el hip-hop feminista sonaba como el futuro indiscutible.

Solo unos años después las dinámicas de género en el mundo del pop habían cambiado por completo, y para el cambio de milenio el ascenso de Eminem trajo un declive para las voces femeninas. A comienzos del nuevo siglo, Missy sonaba como la última abanderada de las grandes promesas de los 90, junto con Radiohead; y fue extraño lo cercanas que fueron sus historias, pues se trataba de las únicas megaestrellas que trataban de lograr las metas a las que los demás ya habían renunciado.

Pero luego de The Cookbook, de 2005, Missy se retiró en silencio por razones de salud. Mantuvo un bajo perfil hasta el momento épico en el que Kate Perry la invitó como artista sorpresa en el Super Bowl, y ella misma se dio cuenta de la urgencia con la que el mundo la necesitaba. Desde entonces ha lanzado algunos temas exitosos — W.T.F. (Where They From), Pep Rally, I’m Better —, además de su excelente colaboración en Tempo en el álbum de Lizzo.

Pero con Missy siempre hay más, por eso Iconology es un gran regreso. Throw It Back y Cool Off son de la línea de clásicos como Work It, Izzy Izzy Aah, Get Ur Freak On Let Me Fix My Weave. Ella y el productor Wili Hendrix mezclaron el trap futurista con un toque fiestero de hip hop ochentero (Missy siempre ha tenido un corazón de vieja escuela).

Volvió a trabajar con Timbaland en DripDemeanor, un jam lento de R&B que evoca a Pussycat. Todo termina muy rápido con el soul cincuentero de Why I Still Love You. La repetición a capela no es vigorosa, pero se podría decir que cuatro de cinco canciones son buenas, un porcentaje típico y ganador de Missy. Iconology son solo 15 minutos de música. Si usted es de los fans de Missy que se sorprende por el simple hecho de que esta música exista, oírla durante una semana lo hará vivir toda una serie de emociones. Pero el impacto final por esta música es de gratitud. Nos recuerda por qué la hemos extrañado tanto y por qué siempre será bienvenida cuando regrese.