fbpx

Jack White: “Me dan esperanza las bandas que todavía componen canciones”

Tras el regreso de los Raconteurs, el músico le da consejos a las bandas nuevas y cuenta cómo es su relación con Bob Dylan
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Jack White habló sobre los últimos cambios en su vida, la música que le da esperanza y su nostalgia cuando escucha White Stripes.

David Levene/Eyevine/Redux

Luego del salvaje Boarding House Reach de 2018, Jack White decidió que era hora de quitarse un poco de presión. Entonces volvió a formar a los Raconteurs, el grupo que fundó en 2006 un poco antes de la separación de los White Stripes, con músicos de Detroit como Brendan Benson. “Él es un cantante de verdad”, dice White. “Yo, no”. De todos modos, esta vez White se apropió de algunas de las canciones más sentimentales, dejándole a Benson las más rockeras. “Lo mejor es que no competimos”, dice. “Se trata más de inspirarnos entre nosotros para salir de la zona de confort, una y otra vez”.

¿Qué fue lo que más cambió en tu vida desde el último disco de Raconteurs en 2008?

En esa época era un hombre casado con hijos, y ahora ya no estoy casado, pero los demás miembros de la banda sí. Somos 10 años mayores, y hacemos música desde hace 25. Recuerdo cuando trabajaba en el negocio de tapizados y hacía cualquier cosa para poder tocar, pero pensaba: “Es imposible, olvídalo”. Es maravilloso pensar que todavía puedo pasar un día más -por no decir una década- siendo artista y salirme con la mía.

Acabas de recibir un doctorado honorario de la Universidad de Wayne State, a la que asistías antes de los White Stripes.

Fue un honor. Apenas logré pagar un semestre. Iba a clases de cine y almorzaba en el centro de estudiantes. Unos años después tocamos con los White Stripes en ese mismo salón. El club de audiovisuales puso seis micrófonos en fila, apuntando a nuestros amplificadores: claramente el encargado del sonido nunca había trabajado en esto antes. Me vuela la cabeza cada vez que lo pienso. Es muy gracioso.

¿Sientes nostalgia cuando escuchas a White Stripes para trabajar en los lanzamientos de archivo de tu sello Third Man?

Siempre es una catarsis. Tuve mucha suerte. Si hubiera estado en una situación en la que me hubieran puesto a tocar el teclado, o vestirme de cierta forma, y yo no hubiera querido lo recordaría y pensaría que no estoy orgulloso. Pero nada de lo que he sido parte que me pone triste, todo fue como tenía que ser.

¿Qué consejo les das a los músicos más jóvenes?

Lo único que sé es que no me interesa oír artistas quejándose. Ser artista significa que debes trabajar más que los demás. Es una responsabilidad de 24 horas al día. Si no tienes eso por dentro, no sé qué decirte.

¿Qué música nueva te da esperanzas?

Todos los discos de rock & roll que salen este año. The Hives, los Black Keys… Es maravilloso que la gente todavía valore a las bandas que componen canciones, como Vampire Weekend y Twenty One Pilots.

¿Y Greta Van Fleet? Muchas veces los critican por copiar artistas de blues y rock viejos, como alguna vez a ustedes.

Ese chico tiene una muy buena voz. Es estimulante ver gente joven tocando rock & roll. Cuando yo aparecí, la gente decía que sonaba como Robert Plant. Si sigues esforzándote, toda esa mierda se va.

El Twitter de tu sello felicitó hace poco a Black Keys por un nuevo sencillo, esto sorprendió por su historial de tensiones… ¿Cómo llegaron ahí?

Yo respeto a todos los que hacen rock & roll. Creo que todo fue por unos abogados sacando algo de contexto. Patrick Carney pasó por el estudio cuando grabábamos con los Raconteurs y me prestó un micrófono. Fue un buen gesto de su parte.

La canción más importante en Estados Unidos ahora es Old Town Road, de Lil Nas X. ¿La oíste?

Es hermosa. Dura un minuto y 47 segundos o algo así, lo que duraba Fell in Love with a Girl. La gente decía: “No van a poner eso en la radio”. Pero funcionó.

Conoces a Bob Dylan, que está por abrir una destilería y un venue en Nashville. ¿Te dijo algo que te haya marcado?

Todo el tiempo. Fue un mentor increíble y un gran amigo también. Hablar una sola vez con él ya habría sido increíble. Todo lo que vino después de eso fue la cereza del pastel.

¿Hay algún aspecto de él que la gente no vea?

Mucha gente que enfrenta la fama, aunque sea solo un poco, pasa por experiencias que ningún ser humano debería vivir. Entraba a un lugar y sentía que intimidaba al resto. Creo que la gente como Dylan trata de evitar eso.

¿Escribieron alguna canción juntos?No puedo decírtelo. Me gustaría poder, pero no puedo.