fbpx

Nanpa Básico y el coraje de la independencia

Tras el show más importante de sus carreras, la unión entre Alka y Nanpa es más férrea y los riesgos siguen siendo su mayor aliado
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Nanpa Básico, una vez más, nos demuestra que no tiene miedo.

FOTOGRAFÍA POR GABOTONE

“– Cumplieron una década de hacer música… ¿cómo era el Nanpa de hace 10 años?”. 

– “Ese Nanpa tenía mucha fuerza, y creo que todavía. Y era un Nanpa sin miedo, y creo que todavía [Risas]”.

– “¿En qué se diferencia al de ahora?”.

– “Somos muy parecidos. En ese momento me amargaba un poco más el miedo de no lograrlo, de fracasar, pero yo ya logré mucho más de lo que me imaginé en mi vida. Ya no le temo a nada. Lo digo en una canción: ‘A lo único que le temo es a sentir miedo’.”

Si un artista colombiano, completamente independiente, decidiera celebrar sus 10 años de carrera en un escenario como el Movistar Arena, lo tildarían de loco. A Nanpa Básico le importó un bledo. Quería celebrarlo por lo alto, en una de las tarimas más grandes del país. Y lo logró, dando prueba de una confianza y una seguridad descomunal. Es fácil creerle a Nanpa Básico que su porcentaje de miedo se redondea a cero cuando tiene la valentía de atreverse a lo que nadie se ha atrevido. “Solo necesitas eso, ganas y no tener miedo”, confiesa con una sonrisa decorada con diamantes que forman la palabra “LOVE”. 

Sin titubear ni un segundo para responder, David Rosero, mejor conocido como Nanpa Básico, rememora entre risas su adolescencia, pero no se arrepiente de absolutamente nada en su camino. Recuerda que a sus 17 años se fue de la casa, en un ataque de afán en busca de la independencia. Agarró sus corotos y se embarcó en una aventura que no muchos menores de edad igualarían. Junto a Alka, su socio, amigo y hermano, aprendieron de música de manera empírica y crearon canciones de rap, reggae y dancehall con lo poco que tenían. “Experimentábamos mucho. Yo le tiraba un beat y él fluía. Él sacaba una letra y yo le encajaba el beat. De una u otra manera, siempre nos estamos exigiendo”, asegura Alka. 

SIN MIEDO : Nanpa Básico escogió el Movistar Arena para su celebración de 10 años, un escenario por el que también pasó Sting, Lenny Kravitz, Daddy Yankee y Caifanes, entre otros. JUAN FELIPE RUBIO

En medio de las necesidades y la falta de plata para invertir en su sueño, Nanpa se le midió a más de una docena de trabajos, pasando por operario de máquinas, profesor de fútbol, vendedor de ropa, conductor, auxiliar contable y gerente de una tintorería industrial. Una vez se adentró en la jungla de asfalto llamada Bogotá, no había vuelta atrás. 

“Era pura supervivencia. Tenía 17 años y me creía un hombre el hijueputa, pero en realidad era un niño”, confiesa. Iban de totazo en totazo, enmendando errores, aprendiendo de los nuevos canales digitales y tocando las puertas de cualquiera que pudiera ayudarlos con su sueño o con un sustento para sobrevivir. De pronto, sin querer, le pegaron al perro en una plataforma que en aquella época no era la potencia que es ahora: YouTube. Sus canciones llegaban a cientos, luego miles y un tiempo después a millones. Algo estaban haciendo bien.

Con letras románticas y relaciones personales en temas como Amor de cuarta, Sola, Si tú no estás y Prototipo, Nanpa Básico ganaba seguidores día tras día. Los suscriptores se disparaban y los números crecían, lo ideal; pero tuvieron que enfrentar a los llamados haters más rápido de lo que creían. Aunque las críticas no lograron quebrar su constancia y felicidad, sus redes sociales se llenaron de comentarios envidiosos que los criticaban por crear un “rap ficticio”, “rap rosado”, por “no ser reales” o por “hacer un arte horrible”. Eso los chocó por un momento, pero luego entendieron que las opiniones ajenas les tenían que resbalar y hacerlos aún más fuertes.

UNA FAMILIA INDEPENDIENTE: De izquierda a derecha: Nina Rodríguez, Jorge Jiménez, Nanpa, Gera MX y Alka. GABOTONE

Nanpa Básico afianzó a su público y se convirtió en un proyecto para todas las edades, lo que los diferenció y alejó de sus colegas en el hip hop, donde es poco común ver niños o familias en un concierto. Nanpa, quien tiene cuatro hijos, entendió que debía cuidar los oídos de sus oyentes y tomar más responsabilidad con sus palabras: “No puedo desdibujar de mi vida que soy papá. Se vuelve un tema de coherencia y responsabilidad. Soy muy consciente de las personas, pero eso no significa que yo escriba para pegar. Nunca ha sido así, solo escribo y canto lo que siento”, afirma. 

Recorriendo el país en giras promocionales y shows, sembrando semillas en los territorios que les dieron la oportunidad y ampliando su espectro creativo, crecieron hasta formar una pequeña empresa que les daba los frutos suficientes para sobrevivir de la música. A pesar de los tropiezos, como montar una empresa de música y quebrarse en el intento, la dupla sabía que no se debía separar. El mayor reto era estar juntos, apoyándose “como un matrimonio”, bromea Nanpa. “Cuando estás trabajando mucho y no ganas billete, es bien difícil, pero nunca renunciamos el uno del otro. Alka se convirtió en mi otra mitad”. Alka cree lo mismo: “Él representa todo. Un papá en el que me podía apoyar, un hermano mayor que nunca tuve, un hijo… es esa representación masculina que uno siempre quiso tener, ese parcero”. 

UN CORO DE MILES: Flaca, Poeta y Sin ti estoy bien fueron cantadas a grito herido por todo el Movistar Arena, tres grandes éxitos de Nanpa Básico. GABOTONE

Tras un par de años, entre 2014 y 2016, se volvieron un fenómeno digital con más de dos millones de suscriptores en YouTube, videos con casi 100 millones de reproducciones y un millón y medio de oyentes mensuales en Spotify. Las grandes disqueras ya empezaban a hablar de Alka y Nanpa, pero ellos siempre se negaron con un rotundo no, rechazando los fajos que les ofrecían para firmarlos. Al final, decidieron aliarse con un equipo independiente que se está convirtiendo en su segunda casa: Árbol Naranja/Discos De La Piña. Tomados de la mano, se lanzaron al abismo para celebrar los 10 años del proyecto con su gente. En la preparación hubo complicaciones, como un Nanpa con las cuerdas vocales inflamadas a dos días del show (“en un ensayo, cantaba con una mano en el micrófono y otra conectada a un suero”, cuenta), pero el resultado fue satisfactorio y gratificante. 

Alka, detrás de la consola y usando una máscara gigante de unicornio, salió a prender la fiesta. Luego, ante la expectativa y después de la apertura de Gera MX (de México), Nanpa explotó el coliseo. Con invitados de peso como Nicolai Fella de Los Petit Fellas, Rap Bang Club, Yoky Barrios, un sorpresivo Al2 -con quien estrenó un tema en pleno concierto- y 10 músicos con violines, chelos, baterías y guitarras en mano, fueron aclamados en la velada más importante de sus carreras. Niños, jóvenes, adultos y viejos, como esperaban, asistieron al concierto “para todas las edades” y corearon sus grandes éxitos, como Sin ti estoy bien, Ya para qué, Poeta y Flaca. 


El mayor reto era estar juntos, apoyándose «como un matrimonio», bromea Nanpa. “Nunca renunciamos el uno del otro. Alka se convirtió en mi otra mitad”.


El dúo no conoce el descanso, y no va a parar. Unicornio, el nombre de su próximo álbum, está en camino y esperan terminar de grabarlo en enero de 2020. Su concepto alrededor de la criatura mitológica con un cuerno en la frente “representa la capacidad de traer a la vida algo que quizá no tenga vida. Nuestra música era así… no existía. Traemos a la realidad algo que no existe. Tú sabes cómo se ve un unicornio, pero nunca lo has visto. Entonces, cuando lo piensas, ya existe”, explica Nanpa. 

Hoy su gran objetivo es saltar y establecer su marca en toda Latinoamérica, pasando por Argentina, Chile y Perú, y si posible, viajar para sembrar otras semillas por Estados Unidos y Europa. Por más envidiosos y críticos que haya, el matrimonio de Alka y Nanpa seguirá en pie.

CON ORQUESTA INCLUIDA: 10 músicos, con violines, chelos y guitarras, acompañaron a Nanpa y Alka en el cierre del concierto. GABOTONE

6 comentarios en “Nanpa Básico y el coraje de la independencia”

  1. Desde un principio nadie creyó en ti, y bendito los que te apoyaron y estuvieron contigo cuando no eras famoso, tus letras tienen algo de sentimiento, algo por lo que has pasado, vas a seguir rompiendo que Dios te bendiga ❤

  2. Nanpa y Alka son brutales!
    Tuve la grandiosa oportunidad de asistir a uno de sus conciertos hace 3 o 4 años en un lugar cercano al centro de Bogotá, «pequeño»… ahora viendo el show que montó en Movistar!
    Fue espectacular!

Los comentarios están cerrados.

CONTENIDO RELACIONADO