fbpx

Última palabra LL Cool J

El ícono del hip hop habla del éxito, de Accidental Racist, y de llamarse a sí mismo G.O.A.T.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Fotografía por: Ilustración por Mark Summers

¿Cuáles son las reglas más importantes en tu vida?

Trato a las personas como me gustaría que me trataran a mí. Y no dejo que nadie se interponga en mi camino. Debes ponerte la máscara de oxígeno primero y luego ayudar a la persona que está a tu lado.

¿Qué te hubiera gustado que te dijeran antes de entrar a la industria de la música?

No sé si hubiera confiado en alguien que me hubiera dado un consejo. Entré a la industria musical a los 16 años, es diferente el caso de alguien que entra a los veintitantos. Había personas diciéndome miles de cosas, pero no le hice caso a nada de esa mierda.

Tu primer gran cheque fue por 50 mil dólares, ¿cuál fue tu primera compra costosa?

Le compré a mi mamá un carro, me compré unos tenis, una cadena de oro y una videograbadora para mi habitación. Con el segundo cheque, le compré a mi mamá una casa.

Eres famoso por tus batallas de rap, ¿qué te enseñó el enfrentarte a Kool Moe Dee y Canibus?

A veces tienes que defender tu territorio, y a veces es una pérdida de tiempo, por eso debes escoger sabiamente tus batallas.

¿Qué aprendiste del rechazo a Accidental Racisten tu colaboración de 2013 con Brad Paisley?

Aprendí que no todo el mundo va a entender lo que quieres decir. ¿Sabes qué? A la mierda, no me voy a disculpar por eso, creo en lo que dije. Si alguien está tan loco como para pensar que estaba sugiriendo bailar tap como en una comedia, entonces eso es cosa de ellos.

Eres de Queens y Long Island, ¿cuál es tu característica más neoyorquina?

No puedes superar el rebusque de Nueva York, eso de convertir una idea en realidad. La otra cosa es que tengo la suficiente confianza en mí como hombre negro, para no ser demasiado sensible sobre todo lo que se dice de la parte racial. En Nueva York, la gente siempre hace bromas políticamente incorrectas. Si creces en ese tipo de ambiente, no eres tan sensible a eso. Allí la gente dice locuras.

Tuviste una infancia difícil. En tu autobiografía escribiste que tu padre les disparó a tu madre y a tu abuelo. Ellos sobrevivieron, y tu mamá comenzó una relación con otro hombre que te golpeaba. ¿Qué te enseñaron esas experiencias sobre la paternidad?

Me enseñaron que tus hijos siempre se deben sentir seguros y que puedes hacer todo lo que te propongas. Sin retos no puedes cambiar. Me enseñaron a no dejar que los momentos difíciles me quiten las esperanzas y los sueños para el futuro. Creo que les he inculcado eso a mis hijos.

Tu canción I Need Lovefue una de las primeras baladas de rap, ¿de dónde sacaste el valor para escribir algo así?

La mayoría de los hombres no quieren ser tan vulnerables, pero, al mismo tiempo, es lo que estaba sintiendo en ese momento. Muchas personas sienten que necesitan amor, si quieren o no ser vulnerables es otro tema, pero yo estaba dispuesto a hacerlo.

Titulaste tu álbum de 2000 G.O.A.T. y ahora todos usan ese acrónimo para Greatest of All Time [el mejor de todos los tiempos]. ¿Cómo sabes cuándo llamarte de esa manera?

Tienes que creer en ti mismo y hacerlo realidad. No todos van a estar de acuerdo. Muhammad Ali dijo que era el mejor de todos los tiempos. A la gente le gusta fingir que no sabe que con mi álbum se creó ese término, pero al final, me caractericé por eso y le di ese título de excelencia a todo EE. UU. Aunque es discutible si la gente cree o no que soy el G.O.A.T., el término les impresiona tanto que han llamado G.O.A.T a Michael Phelps, Michael Jordan, LeBron James, y Biggie, todo porque hice ese álbum. Yo lo veo como un triunfo.