fbpx

Una sinfonía lúcida, sensata y callejera

Crew Peligrosos, junto a la Orquesta Filarmónica de Medellín, crearon la obra más sentida y pulcra de su repertorio
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
DIANA ECHANDIA

Crew Peligrosos

Marcapasos

La primera producción sinfónica de hip hop en Colombia, a cargo de Crew Peligrosos, dio la talla. Con relatos personales, confesiones del barrio (Aranjuez, presente) y reclamos contra la corrupción, el colectivo de MCs, B-Boys y DJs atacó junto a la Orquesta Filarmónica de Medellín. Su función especial en el Teatro Metropolitano el pasado 15 de marzo se tradujo en un álbum en vivo llamado Marcapasos, con la producción más pulcra, honesta y sentida de su repertorio.

Patriotas, orgullosos de su tierra y ondeando la bandera en lo alto, Crew Peligrosos se enfocaron en crear una atmósfera con momentos de soledad, tristeza, golpes de pecho y una gran energía motivacional. Desde Obertura (a todas horas), con una percusión galopante, la enigmática entrada de los clarinetes y los bajos in crescendo, avisan el golpe. Hay momentos gloriosos y épicos, como la reflexión en pro de la naturaleza en M.a.M.a. o el bellísimo interludio instrumental en Metamorfos. Además, es obligatorio resaltar sus destellos «bailables», como el piano salsero de Mi bandera, y su cierre con alma de boom bap en Herederos latinos.  

Crew Peligrosos solo trastabilló en sus intervenciones –por momentos demasiado leídas y con una paleta limitada de tonos e intenciones– y al caer en lugares comunes en algunos de sus versos conscientes. Aunque existan miles de canciones sobre las injusticias, la violencia y la falta de humanidad de nuestro país, nunca sobra una nueva alerta para el despertar; mucho menos una orquestada por músicos profesionales al son de violines, chelos, órganos, tubas, contrabajos y timbales.